10b Monroy - Casas

10b Monroy - Casas
logo

TABLA PERIODICA DE MENDELEIEV


Basándose en la hipótesis de que las propiedades de los elementos son función periódica de sus pesos atómicos, Dmitri Mendeléyev publicó en el año 1869 una tabla periódica en la que situó todos los elementos conocidos en aquella época, ordenando los elementos de forma tal que los elementos pertenecientes a una misma familia aparecen en la misma línea horizontal.

El descubrimiento del helio causó a Mendeléyev una gran contrariedad, ya que este nuevo elemento no tenía un lugar adecuado para colocarse en la Tabla, pero en el fondo fue una brillante confirmación de la ley periódica ya que el helio, junto con los demás gases nobles descubiertos más tarde, constituyeron el grupo 0.

Éstas eran anomalías en la tabla, así que, debido a la universalidad de la ley, él predijo la existencia de los elementos con las características indicadas por el espacio que ocupan en la tabla. Empleó la palabra sánscrita eka, dvi y tri; que significan respectivamente uno, dos y tres. En 1875 el francés Lecoq de Boisbaudran encontró al eka-Aluminio y lo llamó Galio; en 1879 eka-Boro fue descubierto por el sueco Nilson que lo llamó Escandio; finalmente en 1886 el alemán Winkler encontró al Germanio.

Pero hay más. A medida que extraemos las implicaciones del descubrimiento de Mendeléyev, empezamos a desarrollar las implicaciones astrofísicas, que están implícitas en la universalidad de la ley, es decir, el proceso de generación de elementos. No buscamos una evolución darwiniana, sino una evolución vernadskiana.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada